04 mayo, 2008

Caminito

Caminito: Una Agradable Sorpresa Que Llegó a Mis Manos

Es muy grato para mí, compartir las palabras de la Dra, Silvia Elena Aguirre Abarca(*), quien usó de la palabra, con ocasión de la ceremonia de presentación de mis libros de poesía “Sonrisas” y “Caminito”, llevada a cabo el 29 de Abril del año en curso, en la Antigua Capital del Perú Imperial, la ciudad del Cusco, patrimonio de la humanidad, cuna de la ciudadela de Machupicchu y maravilla del mundo moderno. La crítica que tuvo a su cargo esta referida al libro “Caminito”.
__________________________

Señor Representante del Director Regional del Instituto Nacional de Cultura Manuel Jesús Gibaja; Director de Producción, Desarrollo y Difusión Cultural del Instituto Nacional de Cultura Cusco

Distinguidas autoridades.
Señor LUIS ERNESTO CHACÓN DELGADO, Autor de “CAMINITO”.
Damas y caballeros:

Estoy aquí porque un CAMINITO de pronto llegó a mis manos, una sorpresa muy agradable. Un CAMINITO hecho poemario, UN POEMARIO PARA NIÑOS, escrito por LUIS ERNESTO CHACÓN DELGADO.

Es una obra cuidadosamente presentada en la forma, con fondo negro y tapa a full color donde figura “CAMINITO” en la parte superior y el nombre del autor en la parte inferior. La contratapa reúne citas de frases y párrafos de elogio que ya ha merecido la obra, elogios de académicos y poetas, así puedo mencionar: “Recordando a otra época en “Caminito” de Griselda Guridi, Maestra de Escuela Argentina. Nivel primario, “Estrofas que huelen a naranjas” de Jacqueline Lagos, escritora y poeta chilena, “Caminito”: Un camino con presencias iluminadas de Alejandra Oviedo, escritora Argentina y “Caminito, la más espontánea lección de simplicidad” de Marcio Catunda, poeta, escritor y diplomático brasileño.

Tengo el delicado encargo de hacer el COMENTARIO DE LA OBRA “CAMINITO” de LUIS ERNESTO CHACÓN DELGADO, cuya impresión culminó en diciembre del 2007 en la heroica ciudad de Tacna y que se presenta esta noche a la colectividad cusqueña.

Hacemos un alto en nuestras actividades para reservar momentos importantes para las letras. Esta es una noche especial porque es NOCHE DE LIBROS, DE POESÍA, de pensamientos de colores, de versos celestes para los niños de hoy.
Debemos hablar de poesía cusqueña y poetas cusqueños porque el autor de “CAMINITO” LUIS ERNESTO CHACÓN DELGADO es cusqueño nacido en Calca, residente en Tacna. Con su obra nos invita a recordar figuras señeras como las del Cholo Nieto, Gustavo Pérez Ocampo, por mencionar sólo algunos nombres.

La senda está abierta y por ella comienza a caminar LUIS ERNESTO CHACON DELGADO, un poeta cusqueño contemporáneo, cuya producción queda demostrada con las estrofas de este poemario y los libros que ya tiene publicados. El poeta ha internalizado la difícil responsabilidad de hacer poesía y andar por la poesía y comprometerse con ella. Luis Ernesto Chacón Delgado ha adquirido un compromiso con las letras, en especial con las letras que enseñan a los niños.

Hoy, nos ofrece “CAMINITO” con 102 poemas, muchas estrofas de rima, libre y versos libres, donde prevalece la construcción natural con algunas figuras literarias.

EL CONTENIDO

La temática que aborda el poeta en “CAMINITO” es la NIÑEZ, escribe poemas para niños tocando desde temas religiosos:
Para “Jesús”, la “Virgen”, escribe “Mi Biblia”, “Sin Dios no soy Nada”, “Rosa de Lima”, “Rezar y Orar”, “Bendigamos Nuestra Mesa”.

Recorre por temas educacionales: Poemas desde él
“ma, me, mi, mo, mu”, “Los Números”, “Escuelita”, “Mi Clase”, “Campanitas”, “Los Cuadernos”, “Acuarela” , “Las Cuatro Operaciones”, “Sumar y Restar”, “La Lectura”, “Mi Computadora”, “Cuando Crezca yo…”, “América Latina”.

Nos acerca a la familia con poemas
“A Papito”, “A Mamita”, “La Cocina de Mamita”, “Mis Abuelitos”, “Con Extraños Nunca Hables”, “Navidad”.

El poeta asimismo inculca el civismo con temas como “Bandera Mía”, “Conoce a tu Patria”.

Presenta con algarabía juegos infantiles:
“Avioncito”, “El Columpio”, “Mi perrito de Peluche”.

Escribe:
“Mis mascotas”, con títulos singulares “El Patito metió la Pata”, “Mi Gallito es un Reloj”, “Tengo yo un Lorito”, “Don Gato”.

Enseña a los niños los objetos y las actividades del hogar desde
“Jaboncito”, “Toallita”, “Tomar una Ducha”, “Reloj” y “A Soñar”.

Resaltan entre sus estrofas: Momentos felices: “Mi Corazón está Feliz”, “Yo soy la Primavera”.

Escribe también Mis rincones favoritos: “Mi Campiña”, “La Huerta del Abuelo”, “El Circo”.

Despierta el interés del Niño por la Naturaleza y el Medio Ambiente, con poemas entre los que figuran “
El Cielo”, “Reino Animal”, “Reino Vegetal”, “Reino Mineral”, “El Agua es la Vida”, “No Tires la Basura”, “Calentamiento Global”.

Para terminar deliciosamente el poemario con mucho sabor a chocolate, porque escribe: “Chocolate Chocolate”. A las frutas: “A la Papaya”, “Manzanita Manzanita”, “La Uva”, “La Ciruela”, hasta llegar a “La Naranja”, con todas sus virtudes.

Como vemos el poemario CAMINITO está dedicado a los niños, con sus intereses, sus virtudes, juegos, deseos y sabores.

Se advierte la preocupación del autor por los niños, con sus afectos derramados en todos sus poemas, donde reúne imagen, pasión, verbos hábilmente conjugados en todos los tiempos, dedicados a aquellos seres auténticos y suaves como el algodón: Nuestros niños. Se aprecia una simbiosis entre sentimientos y palabras.

Sólo las almas blancas le recitan a los niños.

En CAMINITO encontramos a un niño, los versos caminando de la mano de un niño.

Entiendo los sentimientos nobles del poeta que se acerca a los niños para enseñarles en cada línea LA VIDA, LOS VALORES, LAS LETRAS, LOS NÚMEROS entre juegos y sueños.

CAMINITO nos presenta el AMOR A LOS NIÑOS y a los niños con todos sus mensajes. Así, cuando el autor exalta la figura de Jesús y María de los Santos y enseña a los niños a REZAR Y ORAR, a cantar a DIOS pidiendo bendiciones al Padre Eterno, EXPRESA LOS MÁS AUTÉNTICOS MENSAJES QUE SE ELEVAN AL CIELO, como diría el laureado poeta Gustavo Pérez Ocampo:

“Los niños envían sus mensajes a DIOS y a través de sus cometas…”

Y cito a Pérez Ocampo nuevamente para interpretar el AMOR a los niños en el alma del poeta Luis Ernesto Chacón Delgado parece decirnos en
CAMINITO:

"Amo a los niños con la misma inexplicable ternura con que amo a mi madre. Con la misma honda ternura, con que amo a las plantas, i a las flores, i a los animales. Y a las estrellas, i a la luna. Así amo a los niños".

EL ESTILO

Tenemos nuevas generaciones de poetas con estilos innovadores, como el estilo del autor de
“CAMINITO”.

En épocas en que comienzan a ondularse los versos, en CAMINITO encontramos una forma sencilla de hacer poesía, poemas versátiles en lenguaje fácil, coloquial al estilo de los niños.

La creatividad del poeta se pone de manifiesto para expresar la belleza, haciendo un buen uso alegórico del lenguaje con aire infantil. Encontramos diversas figuras literarias, comprensibles adecuadas a la medida del intelecto del niño: Metáforas, Hipérbaton, La Etopeya, La Comparación, La Enumeración

METÁFORAS

Mencionó algunas:
En la Virgen de Aparecida.
Dice: “Gigante María”

En “Dibujando a un niño”:
"Cuerpecito de manzana"

Al escribir: “El Agua es la Vida”
Nos dice:
"Eres tú agua
yo soy agua"


o cuando escribe:"¡Soy yo, la primavera!"

"¡Mi gallito es un reloj!" o enuncia a:

"Una canica gigante"

para hablar de la ciruela.

El Poeta también hace alusión en el poema “Sin Dios no soy nada”:

“Nada de nada sería,
si no lo tuviese a EL”.

HIPÉRBATON

En el poema “Navidad":

“La creación toda
a tus pies se rindió”


En “Los Cuadernos":

"
Cuando quiero estudiar
mis cuadernos, abro yo”


En poemas como “Rosa de Lima” está presente la ETOPEYA:

"¡Cuántas rosas sobre tí!
¡Cuántas, almas tras de tí!"

Hace COMPARACIÓN en su poema “Escuelita":

"Aunque muy chiquita sea;
muy grande es mi corazón.
Tan grande, como un gigante"


Y práctica la ENUMERACIÓN un varios poemas, como "Los Números" y "Las Campanitas":

"El columpio y el subibaja,
La pelota, las canicas,
a los trompos y a las rondas"


También en "Mochila Mochilita":

"Mis libritos y cuadernos,
mis lápices multicolores,
mis crayolas y acuarelas
Borradores y tijeras…"


Aplica la misma figura para hacer conocer a los niños los países en “América Latina", hecha poesía.

VALOR E IMPORTANCIA DEL LIBRO

Tenemos entre manos un CAMINITO de ayer, que viene a despertar la atención de nuestros días difíciles, agitados, llenos de computadoras; de internet que satura, enferma y robotiza a niños y adolescentes. A la verdad no hay que tenerle miedo ¡la tecnología está haciendo daño a nuestros niños!.

Un CAMINITO que nos devuelve la mirada y trae el recuerdo de las campanas, los trompos, las canicas y las rondas que los niños de hoy, desconocen y ya no juegan. Un CAMINITO diferente para una sociedad donde ya no se respetan los derechos humanos del niño, donde se les quema las manitos y se les vuelve ciegos, a golpes.

Un CAMINITO que se introduce en medio de problemas sociales difíciles de resolver como el trabajo infantil, el pandillaje, la huida de los niños del hogar, el consumo temprano de terokal, la pornografía infantil; etc, etc.; pero, os pido mil disculpas, mi propósito no es causar graves dolores de cabeza a este público selecto, con tantos malestares sociales. Sólo quise pensar en voz alta y reflexionar sobre la falta que hacen los libros, la pérdida de hábitos de lectura, la pérdida de valores éticos.

Y, es precisamente aquí donde quiero hacer un alto porque debemos DESTACAR la importancia de CAMINITO. Un libro valiosísimo, muy chiquito, pero grande a la vez. No es un LIBRO más, es un LIBRO que enseña y se debe LEER. Es más, coadyuva a la lectura de manera muy amena, entre juegos y sonrisas como los niños quieren.

El poemario CAMINITO que se presenta esta noche en CUSCO, más allá, de su valor literario, destaca como instrumento útil y didáctico al servicio de la escuela, al servicio de los niños y que motiva al aprendizaje de las letras, los números, las operaciones lógico-matemáticas (que antes nos padecieron difíciles) invita a la realización de valores, al rescate de la espiritualidad, el amor y respeto a los padres, la vigencia de la familia, célula básica de la sociedad. Enseña los valores cívicos, el amor a la patria; el cuidado de la tierra, la naturaleza y el medio ambiente. Porque CAMINITO entre versos levanta la protesta de los árboles y sus ruegos: "No nos talen, por favor!". Dice el poeta y rechaza la sobreexplotación del reino mineral con versos que sensibilizan a todo ser humano:

"Es, el reino mineral,
vital para este mundo;
pero, que; sobre explotado,
del medio ambiente sin respeto;
son desgracia para muchos
y felicidad para pocos".


Hoy muchos están llenando sus arcas con nuestros recursos naturales.Es necesario abrir los ojos, reabrir el camino hacia la paz. A este mundo material y egoísta pongámosle CORAZÓN y VALORES con libros como CAMINITO.

Para el autor de esta obra FELICITACIONES, MUCHOS ÉXITOS, que vengan más libros y para los niños de hoy sólo quiero decirles.

¡qué vivan las caninas!
¡qué viva el columpio!
¡qué vivan las rondas!

Muchas Gracias

____________________________________

(*) Silvia Elena Aguirre Abarca
Abogada, escritora y poeta
Docente Universitaria
Jr. Francisco Sivirichi N°213
Urb. Magisterial 1ra. Etapa – Cusco – Perú
e-amil: silvieaguirre@hotmail.com
Teléfonos: 084-228552
Celular: 84-984-771563

</